-->

1. Los errores de siempre

Juraba de guata que era en el Teletón. Tiré la talla sobre los niñitos con gancho que no pueden entrar al mosh pit con mi cumpa Gonzo. Después de la pega, tomamos el metro, hablamos del Club México y nunca miramos la entrada. Me extrañó los pocos chascones que habían a la redonda. Seguimos hablando de At the Gates, de los años escolares, de Carcass, de Death, de mi ex novia y todo ese ataque de nostalgia que llega cuando se trata de ir a ver bandas clásicas. Asumámoslo: los noventas son un clásico y estamos viejos y pelaos.

No era en el Teletón.

 

2. Pico, un taxi

Igual bacán Nuclear, pero los he visto varias veces, así que no me dolió tanto. Sé, eso sí, que son muy cercanos al sonido de At the Gates. Conozco a estos cabros de chiquitos y lo hueones todavía se deben estar riendo solos por haber tocado con una de sus bandas heroicas. Pero, bueh, la hueá de hueones volaos se solucionó. Pescamos un taxi y llegamos al Caupolicán diez minutos antes que entraran los suecos.

Me pareció re poca gente. La huevá de arriba, la galucha, platea alta o como sea la lesera, estaba cerrada. Debieron haber ido, chascones culiaos pencas.

3. El show

Para ver el set list vayan a setlist.fm y cachen cómo fue1. Para andar anotando huevás, filo, loco, me dediqué a mover el cráneo como el demente que soy y a correr en círculo para dar y recibir patás en la raja y combos en l’hocico. Punto a parte para hacerme cagar la garganta gritando como el colorín. De hecho ahora no hablo.

El sonido estuvo la raja. Suena bien el Caupolicán. Quedó santificado después de esa miserable junta de torturadores ladrones pinochetistas, como me decía el Gonzo. Hubo unos atados muy menores con una guitarra, pero nada, dio lo mismo. El tema del Garden of Grief, “All Life Ends” sonó mejor que en la grabación original, llena de delay y hueás un poco excesivas para el death metal.

Poco prendidos los gringos de Europa, eso sí. El cantante le ponía más wendy, pero en general los locos de las cuerdas no eran muy prendidos. Tomaban agüita mineral. De hecho me parece que estos locos son veganos, straight edge o algo así. Creen que todo es una mierda absoluta y que deberíamos morir todos, asunto con el que estoy de acuerdo, pero comiendo asados y tomando copete. Quizás acá como somos tan prendidos queremos puro ver a un demente que vacile con nosotros, algo así como un Randy Blythe de Lamb of God… ¡LIBÉRENLO CONCHETUMADRE!

En el mosh me llamó la atención lo mucho que se demoró en armar el circle pit. Igual no es tan raro, la música es rápida, más fuerte que el thrash de la Bay Area, sin llegar a ser un blastbeat. Además, los riff como son cantaditos, no son como metraca y no siempre marcan las tónicas para llevar el paso para transformarse en el monito de DRI. Osea igual se puede llevar el ritmo, pero tendríamos que correr a mil por hora y ningún chascón está en condiciones físicas de pegarse un mosh pit de anfetas-coca-speed-con-piscola.

El punto más alto fue “Nausea”, uno de los mejores temas del patada en la cabeza Slaughter of the Soul. Pero, cuando empezaron a sonar esos truenos industriales de “Blinded by Fear”, la cagá fue extrema. Creo que ahí yo ya lloraba. “Need”, también, puta madre, qué temazos por la cresta.

4. Finale

Después que tocaron el “Blinded by Fear” y “Kingdom Gone”, saludaron y agradecieron al público. Regalaron uñetas, setlists, levantaron la bandera de Chile con el logo clásico de la banda y el batero2 tiró las baquetas. Dos chascones agarraron una y estuvieron forcejeando harto rato, se iban a agarrar de las mechas, pasaron como dos minutos, los cornetes eran inminentes, pero si alguno de los dos soltaba el palo, el otro se quedaba con la baqueta llena de astillas. Mientras yo me recagaba de la risa, los chascones, en un acto de decencia y buenas costumbres, partieron el palo en la mitad.

A la salida del teatro me encontré con mis amigos de Buin, porque Buin es metal as fuck.

 

5. Segundo Finale

Nos fuimos al carrete de la pega con el Gonzo. Llegamos al club EVE y me zampé unas piscolas. Después de una tocata de death metal todos eran unos maracos, pero las minas, ufff, hueón, ¡¡las minas!! Lo malo fue que un marica de mierda, que responde al nombre de César Lobos, me quitó mi gorro de At the Gates, primer merchandaising que me compro después de una tocata. Putas el hijo puta grande.

6. Final final final

Vayan a ver metal. Una vergüenza ver tan poca gente viendo a una banda que inventó un sonido que influenció, puta, casi todo.

 
 

Galerías de fotografías

NOTAS

  1. De todas formas el setlist está en la galería de fotografías (N. del E.). []
  2. Además de las minas ricas y el mejor metal del mundo, Suecia ha dado a dos grandes bateristas: los hermanos Erlandsson. []
corrales 3 / August / 2012

4 comentarios hasta el momento

  1. corrales(!) says:

    NOTAS: Randy fue liberado. Me reconcilié con César Lobos. Gracias a mi amiga del alma Gabriela Flores y Radio Futuro, la radio del Rock por las entradas.

  2. saludos quisiera saber , porque mis fotos estan en la nota

    o quien se las facilito…

    saludos

  3. [...] el público recién compraba la primera pilsen de la que sería una larga noche. Con el crédito de haber teloneado a los papis de At The Gates sacaron el mazazo “My own Anarchy”, carne de cañón con toda la intensidad del thrash de los [...]

Deja un comentario


Antes de comentar, por favor considerar:

  • Estos comentarios son moderados
  • Los comentarios deben ser relevantes para el tópico de la publicación y contribuir a la discusión
  • Ataques personales y/o lenguaje con groserías no serán tolerados
  • Comentarios spam serán eliminados